Secciones
Actualidad

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

La polémica luego de que le preguntara a una víctima de acoso callejero cómo estaba vestida sigue vigente. El reclamo de las mujeres que marcharon al Congreso.

Por Manuela Fernandez Mendy

1/15
“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“Abortá por si sale Repetto”: el escrache al conductor en la marcha por el Día de la Mujer

“A mí nadie me preguntó cómo estaba vestido mi acosador”. Esa fue la contundente respuesta de Sofía, la estudiante de arquitectura de 24 años que, junto a muchas otras, plagaron las calles aledañas al Congreso con stencils que rezaban: “Abortá por si sale Repetto”.

El repudio al conductor se respiró en cada centímetro de la Plaza de los dos Congresos, pese a su cuestionado pedido de disculpas luego de preguntarle a la víctima de un acoso callejero cómo estaba vestida al momento del ataque; como si eso fuera el detonante justificativo de lo que sufrió.

Sofía, como muchas mujeres, padeció en carne propia lo que vivió Débora Garay, la joven que denunció a un hombre que se masturbó frente a ella en la estación Agüero de la línea D. “Creo que son pocas las que pueden decir que no les pasó. Es algo frecuente y arranca cuando sos muy chica. Los tipos te ven caminando con el uniforme del colegio primario, se calientan y te muestran la chota. Es bestial y lamentable”.

"Plantear que si te ponés una pollera te tenés que bancar que se masturben en tu cara es de un nivel intelectual bajísimo

La gravedad de la naturalización del acoso fue una de las consignas del paro internacional de mujeres. “Es tremendo que un comunicador siga intentando instalar pensamientos tan falsos como anacrónicos. Plantear que si te ponés una pollera te tenés que bancar que se masturben en tu cara es de un nivel intelectual bajísimo”, sumó Camila, también de 24 años.

En efecto, el repudio a Repetto cuando intentó cubrir desde el noticiero de Telefe la denuncia de Garay fue inmediato. ¿Qué dijo? “Yo sé que las mujeres se enojan cuando les preguntan 'qué te pusiste', pero también es bueno ver si es posible o no estar a la una de la mañana en un subte vestida sexy”.

“Lo llamativo del caso es que este tipo tiene hijas. Si alguien somete a una de sus hijas a un acto tan invasivo y atroz, ¿le preguntaría si estaba vestida sexy? ¿Le endilgaría a ella la culpa de la perversión ajena? ¿Se animaría a sostener semejante burrada?”, se pregunta Luciana, otra de las chicas que llevó adelante el escrache.

Un día después de la polémica, el conductor abrió la emisión con un cuestionado descargo en el que intentó explicar su pregunta: “Mi intención era entender el contexto de los hechos. Lo bueno de haberlo preguntado, si algo tuvo de bueno, es que la respuesta de Débora dejó clarísimo que no importa cómo vas vestida”.

"Lo único que hizo fue ser 'políticamente correcto' porque había quedado como el culo

Sin embargo, el conductor volvió a hacer agua cuando sumó: “Ella estaba vestida con el uniforme de trabajo, que incluía un pantalón y un saco”. Entonces, si la vestimenta no justifica un acoso, ¿por qué aclaró que la chica no estaba ‘sexy’, tal como él presumió?

“Esa es la pregunta que nos hicimos todas cuando lo escuchamos. Es como si por un lado saliera a aclarar que lo que dijo fue una pelotudez, pero al toque se pisa y deja en claro que, en realidad, lo único que hizo fue ser ‘políticamente correcto’ porque había quedado para el culo”, denuncia Sofía.

 

 

Luciana la escucha atenta, mientras sigue con las pintadas contra Repetto. “Después salió la mujer a plantear que había mala leche y que hicimos lecturas que estaban equivocadas. Flaca (por Florencia Raggi), la que está equivocada sos vos. Casate con quien quieras, pero no me vengas a defender a un tipo que piensa que si me pongo una pollera estoy dando lugar a que me toquen”.

Del otro lado de la plaza, otro grupo de amigas toma mate mientras aguardan por la lectura del comunicado de cierre. “¿Qué me pareció lo de Repetto? Una burrada, una idiotez. Es increíble que se le siga dando pantalla a gente tan nefasta. Un tipo que tiene pantalla no puede salir a decir eso, tiene que haber algún tipo de consecuencia; sino es un viva la pepa”, se queja Agustina, de 16 años.

"Un tipo que tiene pantalla no puede salir a decir eso, tiene que haber algún tipo de consecuencia; sino es un viva la pepa

“Es como lo de Cacho Castaña”, aporta Mariana, una de sus compañeras de colegio. “Te venden que te tenés que fumar que sigan sosteniendo esas bestialidades porque son ‘de otra generación’. ¿Qué generación? Es como que yo ponga en duda la dictadura porque no la viví. No son de otra generación, son retrógrados que es distinto”.

Los lugares comunes del machismo son muchos. “Cuando salen y dicen estas cosas le están comiendo la cabeza a las más chicas. ¿Cómo te van a plantear que no podés estar sexy porque sino te ganaste que te violen? ¿Se escuchan cuando hablan? ¿Se dan cuenta de la gravedad de lo que transmiten?”, indaga Teresa, profesora de las chicas.

"La ropa no tiene nada que ver. Si sos mujer y tenés vagina te van a agarrar igual

“Llegó un punto en el que tengas lo que tengas te van a decir algo igual. Saqué a pasear a mi perro a las once de la mañana de un sábado en pleno invierno. Tenía un jogging, estaba totalmente despeinada y con un camperón. Un chabón me para en un auto y se empieza a hacer la paja. Ý dicen: ‘Estaba con un shortcito, bien puta’. No, tenía un camperón hasta la rodilla”.

Atenta a la anécdota de su amiga, otra compañera remató: “La ropa no tiene nada que ver. Con short , con pollera, con vestido te van a acosar igual. Y si quieren te pueden llevar igual y violar. No importa que tengas un vestido. Si sos mujer y tenés vagina, te van a agarrar igual”.

En esta nota:

  • Repudio
  • Nicolas Repetto

Suscríbete

Recibí lo mejor de Big Bang News

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones