Secciones
Actualidad La Rioja

Compañeros del cadete muerto discutían por chat si revelaban los tormentos

Se filtraron varias capturas de conversaciones donde se demuestra que los cadetes tenían miedo de contar la verdad.

La muerte de Emanuel Garay, un cadete de 18 años que se sometió a un extremo entrenamiento en la Escuela de Policía de La Rioja, generó un terrible escándalo en la fuerza de seguridad de la provincia. Por el trágico hecho, en los últimos días la familia del joven fallecido denunció que Garay fue maltratado y que murió a causa de las terribles exigencias de sus superiores.


Ahora, tras el enorme revuelo, aparecieron varios chats entre cadetes de la escuela que demuestran como los jóvenes debatían si debían o no revelar detalles de lo que ocurrió con Emanuel.

Varios aspirantes a policías que estudiaron en la escuela se debatieron si debían o no contar los maltratos.

"Llamen o no llamen se tiene que callar. No se metan. Si los directivos piden que digamos la verdad, ahí recién hablen", escribió uno de los integrantes del grupo de Whatsapp, llamado "aspirantes a cadetes 2018".

"No sean chiquilines, ya no están en la secundaria. Aprendan a respetar y a quedarse en el molde", comentó otro para dejar bien en claro que ninguno de los que había presenciado los maltratos podía hablar sobre la situación.

Había dos bandos entre los cadetes: los que querían contar la verdad y los que no.

Todo comenzó el lunes 5 de febrero, cuando muchos aspirantes a policías se presentaron por primera vez para comenzar con el entrenamiento que los ayudaría a hacer realidad su sueño. Sin embargo, a pesar de lo que muchos decían, ninguno imaginó que esa tarde podría ser catastrófica para ellos y, que incluso, alguno podría perder la vida.

Tras el intenso entrenamiento, lo cierto es que 17 jóvenes debieron ser internados de urgencia y, uno de ellos, Emanuel Garay, murió por un cuadro de "deshidratación aguda grave e insuficiencia renal" que le provocó una "falla multiorgánica".

Emanuel Garay falleció el sábado pasado.

Por la tremenda situación que se generó en la provincia, ocho oficiales fueron detenidos acusados de “homicidio doloso” y, en las últimas horas, el abogado de la familia, Nicolás Azcurra, denunció a otros seis cadetes por “lesiones gravísimas seguidas de muerte”.

Ahora, en medio de acusaciones y enojos, el medio "Minuto Roja" publicó diferentes capturas de pantallas de las conversaciones que mantuvieron varios cadetes de la policía luego de que se diera a conocer la muerte de Garay.

Allí, todos dan por sentado que conocían las prácticas a las que se sometía a los estudiantes, aunque todos demuestran que tienen miedo de hablar.

Las capturas demuestran que todos estaban apenados por la situación, pero que tenían miedo de hablar.

"Dejen de joder con decir la verdad. Nos van a meter en problemas", sostuvo uno de los aspirantes, en respuesta a aquellos que tenían la intención de salir públicamente a contar todo lo que sabían.

Aunque otro compañero intentó minimizar la situación, al decir que ellos habían pasado lo mismo que los chicos internados, una de las integrantes del grupo de Whatsapp se mostró decidida a hablar: "Ya es demasiado. Deberíamos juntarnos y salir a contar toda la verdad. Con respeto a las familias de los chicos que están internados".

Varios cadetes confesaron que también sufrieron maltratos.

Las conversaciones ocurrieron hace algunos días, cuando los cadetes se enteraron de la situación de los alumnos de primer año, y por este motivo, debatieron intensamente si debían o no contar su propia experiencia.

Temas

  • La Rioja

Comentarios