Menu Big Bang! News
Actualidad

¿La ex novia embarazada del rugbier envió el chat que inició la tragedia?

La madre de Agostina Quiroga aseguró que Fortunato ya sabía desde hace tiempo que iba a ser padre y negó que su hija conociera a Julieta Silva.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El sábado a la madrugada, Genaro Fortunato falleció a la salida de un bar en San Rafael, cuando fue atropellado por su novia, Julieta Silva, luego de una discusión. Aunque todavía no hay una hipótesis corroborada, se cree que la pareja discutió porque el joven se enteró por un mensaje de texto que iba a ser padre.

Sin embargo, ahora la mamá de Agostina Quiroga, ex novia del joven, negó la existencia de un mensaje y aseguró que Fortunato ya sabía de antes que estaba esperando un hijo con la chica.

Fortunato falleció el sábado, luego de que su novia Julieta Silva lo atropellara.

“El estuvo en mi casa durante casi seis años, llevaron un noviazgo hermoso. Durante toda la vida de mi hija va a ser su gran amor”, contó Verónica Arana ante los medios, y agregó que su hija y el joven se conocieron en el club Belgrano, donde Agostina hacía hockey y Genaro rugby.

La mamá de Quiroga sostuvo que Genaro sabía que iba a ser padre.

Consultada ante la noticia de que la joven está embarazada de cuatro meses, la madre de Quiroga dejó bien en claro que Fortunato estaba al tanto de la situación: "Sabía que iba a ser papá, sus amigos también lo sabían, pero mi hija le dijo que si estaba saliendo con otra persona, ellos ya no tenía nada que ver”.

“Ella estaba muy consciente de que él iba a ser un papá presente, porque era muy buena persona”, aseguró a Los Andes la mamá y, además, sostuvo que su hija en el fondo pensaba que Genaro iba a recapacitar en algún momento para volver con ella.

Quiroga escribió un dulce mensaje de despedida para su ex novio.

Por otro lado, Arana negó la existencia de un supuesto mensaje en la noche de la tragedia, ya que al principio se decía que Agostina le habría enviado un mensaje a su novio o a Julieta para contarle lo del embarazo.

Julieta Silva quedó detenida momentos después de haber atropellado a su novio.

“Mi hija no sabía quién era esa mujer. Nunca la conoció, nunca tuvo acceso a nada, porque la desconocía totalmente. El supuesto mensaje no existió”, declaró sin dudas.

En diálogo con BigBang, Arana aseguró que esta mañana su hija se presentó a declarar de forma espontánea ante la fiscal de la causa y que allí entregó su celular para que se le hagan algunas pericias.

"Puso su celular a disposición para que ya desestimen el supuesto mensaje. Mi hija nunca se comunicó con nadie, a esta mujer ni siquiera la conocía", dijo y agregó: "Ojalá se haga justicia. Genaro era una bella persona y por algo Dios puso a esta bebita para aliviar un poquito tanta tristeza".

La investigación

Desde un primer momento, la justicia tuvo como sospechosa principal a Julieta Silva, la mujer de 30 años que salía desde hacía tres meses con Fortunato. Según comentó un testigo del hecho, la joven salió furiosa del bar Mona, se subió a su auto y cuando Genaro se presentó delante del vehículo para detenerla, ella arrancó y lo atropelló.

Algunas versiones indicaban que la joven no se había quedado conforme con atropellarlo una vez, y que en un terrible estado de furia había regresado para pisarlo nuevamente.

Genaro habría sido atropellado dos veces el sábado a la madrugada.

Ayer, la fiscal del caso, Andrea Rossi, confirmó que la joven fue imputada bajo la carátula “doble homicidio agravado por el vínculo de pareja y la comisión con alevosía en concurso ideal”, pero negó ante los medios mendocinos que el chico de 25 años haya sido embestido dos veces.

Julieta Silba fue trasladada a la penitenciaria de San Rafael.

Sin embargo, ahora Rossi aseguró que las cosas fueron mucho más agresivas de lo que trascendió: "Silva salió con su auto, que estaba estacionado en el carril derecho, hizo marcha atrás y quedó en el carril derecho también. Él se cayó producto de la inercia de correr o querer pararla y se cae en el carril contrario".

“Ella sigue hace aproximadamente 150 metros, gira en U, y vuelve por el carril correspondiente en dirección a la Ruta 143. En ese interín que ella vuelve, el chico estaba en el piso reponiéndose y es ahí cuando lo atropella”, precisó.

Silva declaró ante la fiscal que no lo vio al joven cuando estaba caído en el suelo.

Por su parte, Silva declaró ayer por la tarde ante la fiscal, y en su relato aseguró que no vio al chico tirado en el piso antes de atropellarlo. "Pensé que era un pozo", confirmó.

"Ella manifestó en su declaración que no lo vio, que es una de las hipótesis que también es viable. Según explicó la imputada, ella volvió para buscarlo a él. De hecho tenía su celular y se lo quería devolver", finalizó Rossi.