Secciones
Bailando 2017

Tutú y violencia: la dura vida de Flor Vigna, bicampeona del Bailando

La historia de la bailarina y gimnasta que se consagró en Combate y ahora es bicampeona del Bailando por un sueño.
Tutú y violencia: la dura vida de Flor Vigna, bicampeona del Bailando

Tutú y violencia: la dura vida de Flor Vigna, bicampeona del Bailando

Flor Vigna volvió a coronarse como la ganadora del Bailando por un sueño, luego de sufrir las renuncias de sus dos compañeros de baile: Pedro Alfonso y Agustín Casanova. Así, a diferencia del año pasado, la joven nacida en el programa Combate superó en el teléfono a Federico Bal y a Laurita Fernández con el 50,09% de los votos y se hizo con el trofeo por segunda vez consecutiva, igualando el récord de Hernán Piquín y Noelia Pompa.


Flor Vigna y Gonzalo Gerber, los campeones del Bailando. 

Si bien el jurado del certamen de baile (Moría Casán, Pampita, Ángel de Brito y Marcelo Polino) se inclinó por el hijo de Carmen Barbieri y su bella novia en lo estrictamente referido a la danza –le ganaron a Vigna 4 a 3 en la primera ronda, luego de sortear los cuatro diferentes ritmos– la palabra final quedó en manos del voto telefónico, donde Flor volvió a demostrar su condición de "imbatible". 

La actual bicampeona del Bailando se define como una luchadora y desde su primera coronación en el programa más visto de la tevé no olvida las largas tardes en las que bailaba en su casa a pesar de su dura infancia. Se crió en el barrio Floresta, en un entorno donde era habitual la violencia familiar. La ausencia de su madre, distintas crisis económicas y la vida en una pequeña casa todo lo agravaban.

 

Gracias��

Una publicación compartida de Flor Vigna (@florivigna) el

“Estuve en el estudio de Ideas del Sur para grabar el Canta Si Puedes y me visualicé como participante de Showmatch”, confesaba en una entrevista Vigna hace varios años atrás.  Ganó la final del Bailando junto a Pedro Alfonso en 2016 y este año volvió a repetir junto a Gonzalo Gerber gracias a su perseverancia. Una historia de lucha, progreso y tenacidad. 

“Recuerdo a esa niña de 5 años que bailaba Lari-larie de Xuxa o los temas de Caramelito pase lo que pase. A esa adolescente que esperaba fin de año para la muestra en el club de coreo, como si fuera el Luna Park de su vida. A la piba que se levantaba a las 7 am para cubrir su beca en la Academia y no paraba de tomar clases y ensayar hasta la 1 am", escribió a mediados de 2016, como parte de agradecimiento a sus fans.

“Soy una apasionada, quien se esfuerza para conseguir lo que quiere y a fin de cuentas agradece a la vida por lograrlo”, agregó.

Tuvo una infancia difícil. Florencia fue testigo de momentos de peleas, golpes y violencia psicológica. Su madre se dedicó a trabajar en un pequeño comercio que, con esfuerzo, logró sostener. Cada uno de sus ingresos era ahorrado, ya que tenían la necesidad de conseguir una vivienda más cómoda para todos y, claro está, no fue una tarea simple.

A los 17 años logró estudiar con Julio Bocca.

“Mi error fue haber trabajado tanto y haberme alejados de ella y de su hermano tanto tiempo, como le pasa a muchos padres”, había admitido la mamá de Flor en una entrevista y reveló que desde pequeña, la ganadora del Bailando se alejaba de los problemas cursando talleres artísticos o refugiándose en un centro cultural. “Flor desde chica buscaba ser lo que quería ser. Desde chica se motivó sola. Se iba en bicicleta a todos lados y mostró que iba a tener un carácter fuerte”, sumó la mamá.

Estudió baile, gimnasia, todo tipo de deporte, y actuación. Pero encontró en el parkour, una disciplina física centrada en la capacitada motriz, una técnica para vencer obstáculos.

“Soy de clase media baja, salí a remarla como otros lo hacen y encontré personas que tuvieron vida difíciles que les ayudó sumarse a esa disciplina”, dijo Vigna.

La rubia de abdominales de acero logró trascender en los medios por su participación en Combate. Luego llegó a los estudios de Ideas del Sur para mostrar lo que aprendió sobre baile en la escuela de Julio Bocca. Allí estudió a los 17 años, cuando decidió dejar su Mar del Plata natal para vivir sola en una pensión en Capital Federal.

Flor es bailarina y gimnasta. Se hizo conocida por su participación como Capitana del Equipo Rojo en el programa Combate Evolution y sus otras versiones, emitido en canal 9. El ciclo no logró trascender como el más convocante en rating, pero si el más visto en la web, y Flor tuvo que ver. La horda de seguidores en las redes sociales transformó su vida. Comenzó a obtener más reconocimiento en el medio gracias a su convocatoria en cada una de sus apariciones. Sus fans, siempre presentes, la coronaron dos veces en el programa de Tinelli

Florencia entrena y realiza distintos deportes desde adolescente.

Y es que cosechó más simpatizantes cuando se incorporó al Bailando 2016. Sus fans, los “Vignistas”, hasta compusieron un tema en honor a su ídola.

Con múltiples ofertas de trabajo, la bella rubia tiene un futuro prometedor. A corto plazo, estará siendo parte del elenco de Simona, la nueva apuesta de El Trece para las noches del 2018, la tira irá en el prime time, horario que hoy ocupan Las Estrellas. Por esta razón, rechazó hacer una nueva temporada de teatro en Carlos Paz de la mano del Chato Prada y Fede Hoppe.

 

Me quiere llevar a la final @florivigna

Un vídeo publicado por Pepe (@pedroalfonsoo) el

Luego de enfrentar distintos ritmos y coreografías innovadoras, la bailarina espera hoy seguir siendo la dueña del lugar más alto del podio.

Temas

  • Flor Vigna
  • Bailando 2017
  • Showmatch

Comentarios