Menu Big Bang! News
Deportes Fútbol

La realidad de Nueva Zelanda, el rival que Argentina podría enfrentar en repechaje

El equipo de Oceanía clasificó luego de empatar con Islas Salomón, en una zona donde la mayoría de los equipos son débiles rivales. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ayer, y ante la clasificación de Nueva Zelanda para el repechaje de cara al Mundial de Rusia 2018, el comentarista deportivo de la BBC Tim Vickery subrayaba la posibilidad de que el eventual rival sudamericano subestimara al representante de Oceanía

nueva_zelanda
La formación de Nueva Zelanda que jugó ayer contra Islas Salomón. 

"Temo que pueda haber cierta complacencia en el equipo de Sudamérica que finalice quinto", expresaba en una entrevista radial. "Si la Selección sudamericana va al repechaje con la actitud equivocada, podría recibir una sorpresa". 

Y ahora, con la gran posibilidad de que sea Argentina el equipo que enfrente a Nueva Zelanda, bien valdría tomar en serio las palabras de Vickery. 

Una zona sin complicaciones

Es que lo cierto es que los ingredientes para no tomarse en serio a Nueva Zelanda como amenaza están a mano: el equipo clasificó con facilidad en una zona con un nivel de dificultad bajísimo. Los futbolistas de varias de las selecciones participantes no son profesionales y mantienen trabajos cotidianos de los cuales tienen que excusarse con permiso para poder jugar

Uno de los equipos de la zona, el de Samoa Americana, hasta tuvo que publicar avisos en su web oficial para reclutar futbolistas. El resultado, previsiblemente, fue pobre: no pasó de la primera ronda. 

Y el estadio Lawson Tama, donde Nueva Zelanda ganó su clasificación como visitante frente a la selección de Islas Salomón, llegó a los diarios de todo el mundo gracias a su insólito trazado: su tribuna principal se ubica directamente sobre la ladera de una montaña, sin asientos, ni tribunas. El público se sienta sobre el pasto e incluso se sube a los árboles si ya no hay más lugar.  

ladera
El estadio Lawson Tama, de Islas Salomon, donde Nueva Zelanda jugó ayer. 

Allí, el equipo neozelandés empató 2-2 frente al local y se clasificó, luego de ganar el partido de ida como local por un contundente 6 a 1. 

Es la tercera vez consecutiva en la que los All Whites (tal como se conoce al equipo en contraste con los All Blacks, la selección de rugby) entran al repechaje. En el 2010 lograron clasificar al Mundial de Sudáfrica luego de ganarle a Bahrein y, cuatro años después, perdieron la plaza para Brasil contra México, que los derrotó indiscutiblemente por 9 a 3.