Secciones
Show

¿Terminó todo mal? Luli Salazar y la relación con la mujer que dio a luz a Matilda

La rubia contó cómo se encuentra el vínculo en este momento.

Pasaron sólo tres meses desde que Luciana Salazar se convirtió en madre. Y, aunque durante todo el embarazo de Matilda no se cansó de elogiar a la mujer que contrató como vientre subrogado, el vínculo ahora es inexistente. ¿Qué fue lo que pasó?

Luciana  Salazar y una de las primeras fotos con su hija, Matilda.

“No quedé con tanto diálogo, ella intentó más que nada por su hija, pero ya está para mí. No fue fácil, no la pasé bien, todo el proceso desde que se gestó, así que hay cosas que prefiero borrar de mi cabeza. Desde el día que me entregaron a mi hija, fue: ‘Chau pasado'”, reconoció en diálogo con la revista Caras.

La mujer tiene 38 años, está casada y es madre de una nena. En su momento, Luli accedió al pedido de que fueran su marido y su hija quienes la acompañaran durante el parto, pese a que eso la dejó fuera del quirófano y no pudo asistir al parto. Desde entonces, el vínculo se esfumó.

Matilda Salazar nació en Estados Unidos.

Además, la rubia habló de las críticas que recibió por parte de algunas famosas, entre ellas Amalia Granata, quienes la acusaron de haber alquilado un vientre para evitar cambios en su cuerpo. “Hubiera preferido engordar 20 mil kilos a vivir todo lo que viví, es una estupidez pensar que fue porque no quería que me cambie le cuerpo. Para mí fue mucho más sufrido. Estoy tan tranquila desde ese punto que no me afecta”.

Acosos, religión y aborto: las fuertes declaraciones de Luli Salazar

  • “Debería existir (el aborto legal) porque cada uno es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera. Si está bien o no, cada uno lo lleva en su moral. Si me hubiese pasado, jamás hubiese abortado, salvo si hubiese sido violada. Soy muy respetuosa de la gente y de lo que cada uno haga de su vida siempre que no jorobe a los demás. Hay muchas mujeres que mueren en abortos clandestinos por infecciones y eso tampoco está bien. El aborto debería ser legal”.
  • “Soy católica de adopción, por mis padres, pero no creo en la religión, sí creo en un dios igual para todos. Ni que se llame Jesús, David o Buda. Las religiones son sectas, así las veo. Cada una quiere lavarle el cerebro a las personas. Creo que todos somos iguales y tenemos un mismo dios que nos creó y le debemos agradecimiento y respeto”.
Luciana y  Matilda en uno de sus primeros paseos por Miami.
  • “Me pregunto por qué todas son tan extremistas, está la que re defiende al hombre y la que re defiende a la mujer. Hay que ser más equilibrado en la vida. Me parece perfecto que la mujer luche por tener los mismos derechos que el hombre en cuanto a ganar de la misma forma, se la respete más, todo eso lo veo perfecto. Pero querer ser igual que el hombre en el sentido de ocupar el rol masculino, eso no me gusta. Nosotras somos mujeres y amo ser mujer. Está perfecto luchar por los derechos de igualdad, pero no ser hombres. No tenemos que ser ni más ni menos que los hombres. No hay nada más lindo que la femeneidad y delicadeza de la mujer”.
  • “Estoy totalmente en contra de que se obligue a la mujer a realizar ciertas cosas para conservar su trabajo. Yo lo viví, jamás voy a decir quién es la persona, porque en ese momento tuve las agallas y se lo conté a una productora para la que estaba trabajando y supe defenderme. Por eso no lo cuento. Si no hubiese tenido el carácter o la personalidad para poder defenderme, tal vez lo hubiese contado. Ahora ya está, supe poner un freno en ese momento”.
La rubia no perdió la sensualidad: "Ahora tengo más candidatos".
  • “Creo que casi todas las mujeres que estamos expuestas físicamente vivimos una situación que no nos gustó. Siempre tuve coraje y pude defenderme. Otras mujeres necesitan contarlo para tener una forma de que alguien las pueda proteger. En ese momento, lo charlé y se solucionó”.

Por último, analizó qué haría si algún hombre intenta acosar a su hija: “Lo mato. Ojalá que ella se pueda defender y no sea miedosa. Me encantaría poder transmitirle mi seguridad de enfrentar la situación y no ponerse mal. Yo me banqué bullying en el colegio y quiero que ella pueda defenderse por sí misma, y si no salgo yo a matar a quien sea”.

Temas

  • Luciana Salazar
  • Amalia Granata
  • Matilda Salazar

Comentarios