Menu Big Bang! News
Recetas de Cocina Fórmula

Los secretos para hacer la salsa blanca más deliciosa

Una de las salsas clásicas de la gastronomía mundial, se sirve con todo y siempre queda sabrosa.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una receta tradicional de la abuela, esa que todos hemos probado y amado de niños sin entender bien como se hacía. Cremosa y suave, la salsa blanca acompaña todo tipo de platos, pasando por canelones, salsas para pastas, milanesa a la suiza y hasta en sopas.

receta simple de salsa blanca
Simple y deliciosa.

Su simpleza y su particular éxito reside en que se pueda preparar con ingredientes básicos que se consiguen en cualquier almacén de barrio y en solo tres simples pasos. Así logro popularizarse y llegar a todos los hogares.

Es una de las preparaciones básicas de la gastronomía francesa, también conocida como “salsa bechamel”. gracias a su versatilidad se utiliza como base y como espesante para una gran variedad de otras salsas: Salsa Mornay, Salsa Cheddar, Salsa Cuatro Quesos, Salsa Mostaza, entre muchas otras.

TIP: La salsa blanca es un excelente reemplazo de la crema, igual de rica y mucho más económica!

RECETA PARA PREPARA SALSA BLANCA

INGREDIENTES

-Manteca 50 gramos.

-Harina 50 gramos.

-Leche ½ litro.

-Sal/pimienta a gusto

PASO 1

El primer paso para preparar nuestra salsa blanca será realizar lo que en gastronomía se denomina: “Roux”, que es básicamente una mezcla de harina con manteca.

receta simple roux
Mismas cantidades de harina y manteca, nada más.

En una olla a baño maría mezclamos mismas cantidades de harina y manteca.

Integramos bien hasta que se forme una pasta y se disuelva bien el harina.

Se hace rápido en menos de 2 o 3 minutos, una vez que esta bien integrado sacamos del fuego.

PASO 2

Luego llevamos a una olla con fuego moderado la leche y una vez que se calienta la leche (sin que llegue a hervir nunca!) vamos a mezclar con nuestro Roux.

salsa bechamel receta
La clave es revolver bien con batidor de mano o tenedor en su defecto.

Para hacer esto más fácil y evitar los grumos innecesarios podemos integrar en un recipiente aparte 10 cucharadas de leche caliente con el roux, asi obtenemos una consistencia más líquida y así poder mezclar ambas preparaciones más fácilmente.

Si te gusto esta nota, te recomendamos leer esta también: Para un día de lluvia: la clásica torta frita en solo tres pasos.

PASO 3

Siempre revolviendo con un batidor y con la olla sobre fuego moderado vamos a notar que el liquido comienza a espesar. Según el tiempo que la cocinemos será el espesor de la salsa logrado.

Aquí depende del espesor que busquemos para nuestra salsa blanca. Si la vamos a utilizar para gratinar algo en el horno vamos a buscar un tono espeso, en cambio si queremos que sea una salsa para pastas nos va a ayudar que sea un poco mas liquida.

salsa blanca receta 3 pasos
Ideal con todo tipo de pastas.

De todos modos no hay que preocuparse, ya que si nos pasamos de cocción y nos queda muy espesa lo podemos corregir agregando más leche o en su defecto agua.

Una vez lista salpimentamos y nuestra salsa blanca ya esta lista!